Dejo la zanganina por un tiempo.
La vida se está presentando un poco apabullante y quiero dejar pasar la racha.
No dejo huella, borro todo. Pero amigos, si el huevo frito me trae de regreso, os buscaré a todos y aunque redireccione, sabréis de mí (es una amenacilla).
Besos sonaos, gracias varias y ¡hasta la vuelta!.

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario